Lesión de tobillo y pie – Abogado

Abogados de accidentes laborales

Si necesita ayuda por una lesión de tobillo o pie en un accidente en el trabajo, los abogados de lesiones personales de Lluís Law están disponibles para asistirlo en cualquier tipo de reclamación o demanda. Sean cuales sean sus necesidades en materia laboral, no dude en contactarnos, tenemos más de 40 años sirviendo a la comunidad de Los Ángeles.

El pie y el tobillo son dos articulaciones que trabajan conjuntamente y nos proporcionan apoyo y movilidad en nuestras actividades de la vida diaria. Cualquier persona puede fracturarse el pie o el tobillo, pero hay ciertas actividades que realizan los trabajadores y los atletas que los hacen más vulnerables a sufrir de una lesión en esa parte del cuerpo.

En el tobillo se unen los huesos de la tibia y el peroné, en el extremo inferior de la pierna, con el astrágalo del pie. Los ligamentos del tobillo cumplen la función de mantener unidos estos tres huesos y permitir que el tobillo se mueva, pero manteniendo los huesos en su lugar.

Los tendones, a su vez, unen los huesos con los músculos para hacer posible el movimiento del tobillo y el pie, al tiempo que mantienen estables las articulaciones. Cuando los tendones se desgarran o sobrecargan por una torcedura de tobillo o una fractura, se produce un dolor muy intenso y el tobillo no puede movilizarse.

El pie por otro lado, nos permite mantener la estabilidad y realizar actividades motrices como caminar, saltar, nadar. Cuando alguna de las tres partes del pie se lesiona nos impide poder movernos con facilidad.

Estructura del pie

El pie se compone de un conjunto de huesos, músculos y ligamentos, que conforman esta articulación tan completa y compleja. La parte ósea del pie se divide en el tarso, el metatarso y las falanges:

Tarso. Integrado por siete huesos: calcáneo, astrágalo, navicular, cuboides y las tres cuñas llamadas medial (primera), intermedia (segunda) y lateral (tercera).

Metatarso. Son cinco huesos largos, que están dispuestos adentro hacia afuera y se denominan primero, segundo, tercero, cuarto y quinto.

Falanges. Son catorce huesos que reciben los nombres de primera / proximal, segunda / media y tercera / distal (ungueal).

Lesiones de pie y tobillo

Las lesiones del tobillo pueden ser de varios tipos, incluyendo esguinces, fracturas, desgarros musculares, torceduras y desgaste de ligamentos por uso frecuente de la articulación. Mientras que las lesiones y enfermedades del pie comprenden las heridas por objetos punzantes, la tendinitis del talón de Aquiles y la fascitis plantar.

Otras enfermedades o síntomas de problemas en el pie son la bursitis retrocalcánea, el espolón calcáneo talalgia, el neuroma de morton metatarsalgia y los dolores en la tibia anterior y en la tibia peroné debido a golpes con objetos pesados o caídas.

Las lesiones de pie y tobillo están entre los tipos de lesiones musculoesqueléticas más frecuentes. Las lesiones que se producen en los pies o los tobillos generalmente se deben a la realización de actividades laborales, deportivas o recreativas.

Además de las tareas relacionadas con el trabajo, los oficios en el hogar son a menudo también una de las causas más frecuentes de estas lesiones.

Tipos de lesiones de tobillo más frecuentes

Las lesiones del tobillo se clasifican según el tipo de tejido dañado (hueso, ligamento o tendón). Mencionaremos los principales tipos de lesiones que sufren los trabajadores, que son los esguinces, las distensiones y las fracturas.

Esguinces

Comprenden el tobillo alto y el tobillo bajo e involucran ligamentos y huesos en el tobillo. Los esguinces provocan daños a los ligamentos ya que estos se estiran excesivamente llegando algunas veces a romperse por completo.

Distensiones de los tendones

La tensión o estiramiento de los tendones peroneos y músculos más allá de su rango normal, también provocan lesiones en el tobillo. Este tipo de lesiones se llama tendinitis y si no es atendida a tiempo, conduce a una enfermedad llamada tendinosis.

Fracturas

Cuando uno de los huesos del tobillo se rompe de forma parcial o completa afectan los extremos distales de la tibia y el peroné que se conectan con el pie.

Tipos de lesiones / enfermedades del pie más frecuentes

Estas son las principales lesiones o enfermedades del pie que con mayor regularidad son atendidas en los centros de salud:

Fascia planta

Es la banda plana de tejido o ligamento que conecta al talón con los dedos del pie, la cual al lesionarse causa un dolor agudo e impide que podamos asentar el pie. La principal causa de esta lesión es permanecer de pie mucho tiempo.

Tendinitis del tibial anterior

El pie se inflama y causa mucho dolor en la parte frontal del tobillo, para su tratamiento debe inmovilizarse el pie y evitar permanecer levantado.

Tendinitis del tendón de Aquiles

Es la parte que une los músculos de la pantorrilla con el calcáneo o hueso del talón. El tendón de Aquiles es lo que nos permite saltar, caminar, correr y ponernos de puntillas. Cuando se hacen este tipo de ejercicios con frecuencia se puede llegar a inflamar y provocar esta enfermedad.

Metatarsalgia

Es una lesión común progresiva provocada por uso excesivo del pie. Esta lesión aparece con el tiempo y causa un dolor severo e inflamación en la parte anterior del pie en uno o más huesos metatarsianos.

Talalgia

Es un dolor el talón (hueso calcáneo) que impide caminar. Suele estar relacionado con otras lesiones como la fascitis plantar o la aparición de un espolón calcáneo.

Espolón calcáneo

Es una protuberancia ósea que se forma en la parte interior del talón, debido a un depósito irregular de calcio y está relacionada con la fascitis plantar. Cuando el tratamiento con ejercicios, inyecciones de cortisona y aparatos ortopédicos no logra recuperar al paciente es necesaria la cirugía.

Accidentes y lesiones en el lugar de trabajo

Estas lesiones incluyen accidentes por golpes directos en el pie o el talón, heridas punzantes, resbalones y caídas, caídas desde alturas, torceduras, atoramientos en huecos o sacudidas. Los trabajadores de la construcción y los atletas son personas muy expuestas a estas lesiones ya que trabajan en áreas atestadas de clavos y otros objetos punzantes regados en el piso como tachuelas, agujas, cuchillos, herramientas afiladas.

Estos accidentes y lesiones incluyen:

– Cortaduras y heridas profundas causadas por objetos afilados. Estas lesiones son peligrosas porque las heridas pueden llegar a infectarse;

– Contusiones y moretones causados por golpes y caídas;

– Lesiones en los ligamentos que soportan las articulaciones y en los músculos por esguinces y

– Dislocación o fractura de uno o varios dedos

– Aplastamiento o amputación de parte del pie que puede causar síndrome compartimental.

Tratamiento de las lesiones de pie y tobillo

Además de las medidas de primeros auxilios cuando son lesiones repentinas como fracturas, heridas abiertas, etc. el tratamiento de las lesiones de pie y tobillo puede incluir el uso de aparatos ortopédicos, colocación de una tablilla, férula o yeso y el uso de calzado especial. Combinado con ejercicios de fisioterapia y medicamentos y, en última instancia, la cirugía.

El tratamiento de estas lesiones dependerá en mucho del tipo de lesión, su ubicación y gravedad, el tiempo que tiene la lesión y la edad, las condiciones de salud del paciente y el tipo de actividades que realiza (trabajo, deportes y pasatiempos, etc.).

Si usted o un familiar sufrió una lesión de pie o de tobillo en el trabajo, comuníquese con el bufete de abogados de Lluís Law aquí en Los Ángeles. Llame ahora mismo o venga hasta nuestras oficinas por una consulta gratuita para evaluar los beneficios que puede obtener a través de una reclamación o demanda a terceros. Nuestro teléfono es el (213) 320-0777.

Dirección: 205 South Broadway, Suite 1000 Los Ángeles, CA 90012. Tel: (213) 687-4412 Fax: (213) 687-3441.

TOUCH BELOW FOR A FREE CASE REVIEW 24/7